jueves, febrero 9, 2023

Dos muertos y siete heridos en un ataque con cuchillo en un tren al norte de Alemania


La Policía recibió en torno a las tres de la tarde de ayer la primera llamada de aviso. Un hombre con un cuchillo estaba atacando a los pasajeros del tren regional número 7, que cubre el trayecto entre Kiel y Hamburgo, a la altura de la pequeña ciudad de Brokstedt, en Schleswig-Holstein.

«No vimos de dónde sacó el cuchillo, de repente estaba apuntando a la gente y se abalanzó contra quienes tenía en frente», relataría después una testigo a la televisión regional. «Yo era un pasajero de primera clase en el tren», describió otro testigo al diario ‘Bild’, «de repente, dos pasajeros más salieron corriendo con mucha fuerza. Agarré mis cosas y corrí tras ellos. Luego caminé por todo el tren, había entre cuatro y seis vagones y había rastros de sangre por todas partes. Vi un total de cinco heridos siendo llevados en ambulancias».

Dos de los pasajeros resultaron muertos y otros siete heridos, antes de que el atacante fuese reducido por un grupo de pasajeros y que volviesen a abrirse las puertas del tren para dar acceso a la policía. El hombre, de 33 años, fue detenido sin presentar resistencia. Los agentes observaron que tenía heridas sangrantes en las manos, que aparentemente se había hecho él mismo, y lo llevaron a un hospital Neumünster, en el que permanece bajo custodia policial.

Se trata, según un portavoz el Ministerio de Interior, de un palestino apátrida que habría entrado en Alemania como refugiado cuando era todavía menor de edad. En el momento de la detención solo llevaba encima, a modo de identificación, un permiso temporal de residencia manchado de sangre y según el cual responde a la identidad de Ibrahim A., llegado a Alemania en 2014. Habría vivido primero en Renania del Norte-Westfalia y luego en Schleswig Holstein, donde vive de un subsidio público.

Fichado por la Policía

También se ha filtrado a los medios de comunicación alemanes que estaba fichado por la policía por delitos violentos y sexuales, así como que todavía estaba bajo custodia hace solo seis días.

La ministra regional de Interior de Schleswig-Holstein, Sabine Sütterlin-Waack, de la CDU, declaró que «para mí está claro que este horrible acto es contra toda la humanidad» y que tenía en sus pensamientos «a las familias y allegados de las víctimas». Hoy será interrogado por el juez. Aunque todas las líneas de investigación permanecen abiertas, la hipótesis principal es que padece una enfermedad mental.



Más

Radio 24 Horas

Explore additional categories

De tu interés