Filmación revive comunidades de Utuado

UTUADO.- En el casco urbano de Utuado, específicamente las barriadas Cuba, San Carlos y Cumbre Alta se vive y se siente un resurgir comunitario entusiasta gracias al rodaje de la película puertorriqueña “La garra del guaraguao”, dirigida por Vicente Castro.

El primer proyecto que realiza el director, luego del huracán María y en medio de la pandemia se ha convertido en una “garra” a la zona, ya que desde que inició el rodaje del filme, la semana pasada, se promueve la revitalización y la restauración del vecindario gracias a la autogestión de la comunidad.

Los vecinos de la comunidad urbana que se ubica en una pendiente del municipio han creado un escenario de arte urbano con cerca de 30 murales que revisten de color y de esperanza las casas. En las barriadas se observan familias con rolos y brochas en manos, junto a grafiteros y muralistas revistiendo la zona que también será protagonista de la historia que Castro iba a llevar al teatro, pero ante el cierre de las salas teatrales por la crisis de salud optó por la pantalla grande.

Residentes de las diversas comunidades donde se realiza el rodaje han colaborado realizando murales que forman parte de la ambientación de la cinta. (Jorge A Ramirez Portela)

La llegada de los camiones de filmación, de los actores Roxana Badillo, Carlos Esteban Fonseca, Edwin Emil Moró, Jasond Calderón, Jorge Blanco, Marla Báez y Jorge Luis Ramos, junto a estudiantes de la Universidad de Puerto Rico del Recinto Utuado que conforman el elenco de la película han transformado con optimismo la comunidad urbana. Es una renovación del barrio, de visibilizar una comunidad a través del arte y del cine.

“Esto es una historia de barrio. Estamos ante un proyecto donde la comunidad se ha zumbado completo junto con nosotros y nos ha hablado de la mejor forma. Nuestro propósito con este proyecto es más amplio. Estamos empeñados en revitalizar el casco urbano de Utuado y en ofrecerle una alternativa cultural y educativa, donde podamos crear un taller cinematográfico en el pueblo para el beneficio de toda la cordillera central”, explicó con entusiasmo Castro en medio de una de las primeras escenas que se filma en una residencia restaurada y que fue prestada para la producción. La escena del viernes pasado fue recreada por los actores Roxana Badillo, Jorge Pagán y Eliasaf Vázquez.

La participación de la comunidad en la producción que requiere de una inversión total de $60,000 ha sido tal que hasta parte de la utilería se ha logrado con donaciones y artículos prestados. Se han recreado barras, fondas y habitaciones en casas desocupadas para proyectarse en la película.

Entre los retos que enfrenta el rodar en medio de la pandemia aseguró que el iniciar el rodaje sería el principal obstáculo, ya que todavía hay muchos sectores inoperantes. Para poder arrancar con la filmación que deberá extenderse hasta mediados de la próxima semana en Utuado, con grabaciones en interiores y exteriores, todos los trabajadores y actores se hicieron la prueba del COVID-19.

“Era necesario empezar ya. La cultura y la clase artística es una de las más afectadas y nosotros queremos y estamos empeñados en demostrar que podemos seguir hacia adelante a pesar de la pandemia, los temblores y los huracanes. Es cierto que estamos en pandemia, pero todo el mundo se está protegiendo en la comunidad. Lo importante es llevar el protocolo”, aseguró el director que además ofrece un curso de actuación en la Universidad de Puerto Rico de Utuado.

Ante la situación de la pandemia el entrenamiento actoral para los universitarios fue en línea.

Castro explicó que la trama del filme se inspira en las metáforas de Caín y Abel o Rómulo y Remo, ya que dos primos hermanos se enfrentan y uno muere a manos del otro.

El director Vicente Castro ha impulsado un proyecto de revitalización cultural en el centro de la isla, desde las artes escénicas. (Jorge A Ramirez Portela)

“Es una historia de cómo una familia de barrio que puede ser de Utuado se agarra de la estructura religiosa cuando pierde un miembro familiar. Es necesaria esa estructura religiosa porque nos ofrece una columna vertebral a la hora de comportarnos dentro de una ética. La familia de doña Providencia está tratando de buscar un equilibrio en momentos en que la armonía y el equilibrio familiar se desajustó por completo por el hecho de sangre”, precisó el director sobre el filme que debe estar listo para finales de este año.

La trama se desarrolla en su totalidad en el municipio de Utuado. Castro entiende que la historia es pertinente para la juventud y las familias que pierden el norte y la estabilidad ante las diversas situaciones de la vida.

“Estamos tratando de darle la importancia al núcleo familiar, sin la nostalgia del pasado, sino que lo veamos en un contexto distinto sin perder el concepto de unidad y de colectivo como familia”, precisó Castro sobre el guion de la película que es una adaptación de la obra de teatro “El callejón de los cuernos” de Jorge Rodríguez.

El plan del director con la producción cinematográfica es poderla mercadear para cualquier plataforma de contenido, cine y hasta para canales comerciales, y aseguró que ya ha recibido acercamientos en ese sentido.


Más…
by [item_author_name]

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top
Abrir chat
1
Saludos Bienvenid@s
En que podemos servirle?
A %d blogueros les gusta esto: