Melania Trump us emails y mensajes de texto privados como primera dama

Melania Trump us emails y mensajes de texto privados como primera dama, rompiendo as las normas de seguridad bsicas de la Administracin de Estados Unidos, que exigen que las comunicaciones entre altos cargos sean realizadas a travs de sistemas oficiales y protegidos. sa es la acusacin formulada por la ex asesora – y ex amiga personal – de la esposa de Donald Trump, Stephanie Winston Wolkoff, en una entrevista al diario ‘Washington Post’.

“Melania y yo nunca usbamos los emails de la Casa Blanca”, afirma Wolkoff, que acaba de publicar el libro ‘Melania y yo: auge y cada de mi amistad con la primera dama’. Entre los sistemas empleados por Melania Trump, segn Wolkoff, estn un email privado de la Trump Organization -la sociedad bajo la que se organizan todas las actividades empresariales del presidente-, del dominio de internet MelaniaTrump.com, del servicio de mensajes de textos de los iPhone, iMessage, y de la app Signal.

Para avalar sus acusaciones, Wolkoff, que fue una de las coordinadoras de las fiestas de traspaso de poderes de la presidencia de Barack Obama a la de Donald Trump, ha presentado al diario varias conversaciones online con Melania Trump a travs de sistemas electrnicos de mensajera privados. Las dos rompieron su amistad a raz de las investigaciones por posible malversacin de fondos en los actos de traspaso de poderes de Obama a Trump. Wolkoff acusa a Melania Trump de haber tratado de atribuir las presuntas irregularidades a su empresa, WIS Media Partners, y de haber eludido toda responsabilidad.

La revelacin de que Melania Trump us emails y mensajes de texto privados trae ecos del escndalo que le cost a Hillary Clinton la candidatura a la presidencia en 2016: su decisin de emplear un correo de Gmail, propiedad de Google, y un servidor privado en su casa de Nueva York, durante su periodo de tiempo como secretaria de Estado, de 2012 a 2016. Clinton no inform al Departamento de Estado, y, cuando se llev a cabo una investigacin sobre el caso, se descubri que entre los correos del servidor haba 22 con la calificacin ‘Top Secret’.

Adems, Clinton borr 33.000 emails de su servidor, de modo que stos no fueran accesibles a los investigadores. En agosto de 2016, en plena campaa electoral, Donald Trump lanz su famosa frase en relacin a los emails cuando dijo: “Rusia, si ests escuchando, espero que seas capaz de encontrar los 30.000 emails que faltan”. El escndalo de los emails de Clinton hizo que destacadas figuras republicanas, entre ellas, el que sera consejero de Seguridad Nacional con Trump, Michael Flynn, entonaran cnticos diciendo “Que la encierren!”.

Paradjicamente, nadie ha tomado medidas similares contra otros altos cargos del Gobierno de Trump – o del de George W. Bush – por usar emails privados. El general Colin Powell, que fue secretario de Estado de EEUU durante la invasin de Irak, tambin us un email privado. Lo mismo cabe decir de los asesores senior de Donald Trump, Ivanka Trump y Jared Kushner, hija y yerno respectivamente del presidente.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más




Más…
by [item_author_name]

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top
Abrir chat
1
Saludos Bienvenid@s
En que podemos servirle?
A %d blogueros les gusta esto: