A la caza de ‘La Manada’ egipcia: “Tienen un grupo de WhatsApp en el que cuelgan los vdeos como si fueran trofeos”

La drogaron con “xtasis lquido” y, cuando la fiesta en el exclusivo hotel Fairmont Nile City de El Cairo llegaba a su fin, la violaron entre al menos ocho jvenes. Las imgenes del asalto -grabadas por los verdugos, todos con familias poderosas, ricas e influyentes- circularon durante meses por los mviles de su crculo social, sin provocar denuncia alguna. La brutal agresin ocurri hace seis aos en uno de los locales de moda de la capital egipcia pero solo ha trascendido ahora, con el viento a favor de la ola de denuncias por violencia sexual que se suceden en Egipto. “Estuve en aquella fiesta y no supe lo que haba ocurrido hasta que vi el vdeo. He tenido pesadillas desde entonces. El grupo es conocido por dar a sus vctimas GHB [cido gammahidroxibutrico, un potente depresor del sistema nervioso central] y lo han hecho muchas veces. Sal en alguna ocasin con ellos y estoy dispuesto a testificar de manera annima. Tienen un grupo de WhatsApp en el que cuelgan los vdeos como si fueran trofeos”, relat uno de los testigos que han ido desvelando las fechoras en las ltimas semanas, desde que una cuenta annima de Twitter denunciara el caso y un grupo de Instagram establecido para combatir el acoso sexual en el pas comenzara a reunir detalles del caso y exponer pblicamente a sus culpables. Tras el estallido del escndalo, la direccin del hotel se ofreci a cooperar con las autoridades.

Los integrantes de “La Manada” egipcia -que comparten con sus homlogos espaoles un profundo sentido de impunidad- proceden del estamento ms pudiente de la capital egipcia y actuaron sin obstculos durante aos. Incluso cuando hace unas semanas comenzaron a conocerse sus delitos, trataron de chantajear a las vctimas y amenazaron a los administradores de las pginas que emprendieron su persecucin. El acoso continu hasta que una de las vctimas testific ante la justicia y la fiscala pblica decret la detencin de nueve varones.

Las autoridades egipcias, que han informado del arresto de dos participantes, reconocieron la semana pasada que siete de los agresores haban huido del pas a finales de julio y curs una peticin de busca y captura a la Interpol. El domingo las fuerzas de seguridad libaneses anunciaron la detencin de tres de los acusados, de 30, 32 y 33 aos. “Es un caso de asalto sexual que implica a personas de alto nivel social. La legislacin se aplica estrictamente. No est claro que sea igual si la vctima es de clase media y el perpetrador no tiene un estatus social destacado”, seala a EL MUNDO Amel Fahmy, directora del centro de estudios de gnero Tadwein y una de las veteranas feministas que lucha por erradicar las desorbitadas cifras de acoso en el pas ms poblado del mundo rabe. En 2013 una encuesta de ONU Mujeres denunci que el 99 por ciento de las egipcias confesaba haber sido vctima de algn tipo de acoso a lo largo de su vida.

Avances en violencia de gnero

La cacera de “La manada” -con sus nombres y apellidos y sus retratos publicados desde hace semanas en las redes sociales- surgi despus de que un caso, el de un joven depredador sexual con decenas de vctimas, ocupara la atencin meditica en julio. Un debate silente durante aos ha estallado repentinamente en la escena pblica local, cosechando inesperadamente la empata de las autoridades. A mediados de agosto el Parlamento aprob una ley que proporciona automticamente anonimato a las supervivientes de violencia sexual en un intento de romper el tab y el estigma que an persigue a quienes padecen acoso.

“Se estn produciendo avances para, en general, proteger mejor a las supervivientes de acoso. La nueva legislacin animar a muchas mujeres a informar sin temer amenazas o persecucin de los agresores o sus parientes”, admite a este diario Intisar Said, presidenta de la Fundacin El Cairo para la Ley y el Desarrollo, una de las organizaciones que proporciona asistencia legal a las vctimas. “La celeridad con la que estn ocurriendo ltimamente los cambios demuestra que hay voluntad poltica”, agrega.

“El caso est virando hacia una orga”

El clamor por el dolor causado por “La Manada” egipcia y su huida final ha alcanzado incluso a la justicia que trata ahora de arrojar luz sobre aos de delitos. En uno de sus comunicados, la fiscala recrimin que la espantada de los principales responsables de la banda se haba producido porque las denuncias haban tardado en llegar e inst a las vctimas a testificar en los tribunales antes de optar por vocearlo en las redes sociales, su refugio hasta ahora. En los ltimos das, sin embargo, las fuerzas de seguridad han arrestado a al menos tres mujeres que fueron testigos de la violacin colectiva y prestaron su declaracin ante la fiscala. “De manera extraa la mayora de las testigos clave del caso Fairmont ha sido detenidas desde el viernes y nadie sabe nada sobre ellas”, lamenta Azza Soliman, una conocida abogada local que ha representado a la principal vctima. Un giro en los acontecimientos del que recela Intisar. “No soy optimista. El caso se est alejando de la violacin y virando hacia una orga con la prctica de la homosexualidad incluida, algo que est penado por la ley egipcia. La posicin legal de la vctima tambin podra cambiar a cmplice del crimen igual que la de los testigos lo hacen a la figura de acusados”, augura la letrada, curtida en el laberntico sistema judicial local.

El caso Fairmont y el despertar de la opinin pblica han dado una mesurada esperanza a la maltratada comunidad de feministas. “Lo que realmente necesitamos es una ley unificada sobre violencia sexual que incluya todos los aspectos y definiciones adems de mecanismos de proteccin y denuncia. De momento, solo esperamos que los procedimientos en el caso Fairmont sean correctos, justos y transparentes”, concluye Amel.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más




Más…
by [item_author_name]

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top
Abrir chat
1
Saludos Bienvenid@s
En que podemos servirle?
A %d blogueros les gusta esto: