Bolero ve su Renacer en la voz de Norma Naidenoff @NormaNaidenoff – @MiguelangelJHV #notadeprensa


Nueve piezas entre boleros y baladas pop conforman la producción discográfica llamada Renacer que lanzó este año Norma Naidenoff, quien confiesa llevar la música en cada fibra de su ser.

Médico pediatra de formación egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y cantante por vocación desde que tiene uso de razón, Norma decidió materializar lo que comenzó como un hobby en un disco que cuenta en su elaboración con los sellos de garantía del profesor Ramón Tovar, quien colaboró en el arreglo de los dos primeros temas; Carlitos Carreño, los Maestros Juan Bautista Carreño y José Pineda, así como Franklin Gousot , Copo Altuve de Gousot y Anaya Estudios.

“Siempre tuve la inquietud de cantar, tanto que ya en la Facultad de Medicina concursé en un par de festivales y gané a nivel regional y nacional. Participaba en cuanto coro conocía e incluso fui pionera en la creación de la coral del Colegio Universitario de Los Teques Cecilio Acosta (Cultca)”, acotó.

Tras varias exitosas “Noches de Bolero” y presentaciones en los Altos Mirandinos, Norma decidió dar el siguiente paso. “Muchos no se atreverían a conquistar un sueño de esta índole y el impulso final fue superar el cáncer de mama que me hizo ver las cosas desde otra perspectiva; así que decidí decirle sí a lo que parecía un capricho musical”, agregó, y fue entonces que le vino a la mente el nombre del disco: “Renacer”, producto que da fe de que “sí existe un ser superior, un Dios, una luz, una fuente con la cual, si mantenemos perfecta conexión, se nos manifiesta y responde positivamente con grandes regalos”.

El bolero es un género que no ha perdido vigencia, sigue gustando porque habla del amor, sentimiento universal al que nadie se resiste. Este disco es un homenaje a la vida y al amor, porque cuando pasas por una enfermedad descubres quiénes son tus verdaderos afectos y redimensionas todo a tu alrededor.

Lo que comenzó como una aspiración en el 2011, este 2018 se convirtió en una realidad. “Mucha gente se oculta detrás de una producción musical, pero a quien no puedo dejar de mencionar es a mi productora estrella, mi hija Noelia Mónaco Naidenoff, quien me acompañó no solo en la enfermedad, sino en la travesía que ha implicado alcanzar mi sueño, comprometiéndose de tal manera que comenzó a estudiar Ingeniería de Sonido. “Es estudiante de Audioplace y se proyecta en el negocio de la música. Igualmente agradezco a mi hijo y su esposa, quienes hicieron un gran aporte para este bendito producto final” que pronto todos podrán tener en sus manos.

El disco, bautizado la noche de este jueves 27 de septiembre en un local en los Altos Mirandinos, puede ser adquirido en el restaurante Cumbre Roja, kilómetro 53 de la carretera Panamericana, sector Cumbre Roja,  Los Teques, estado Miranda.

Deja un comentario